Posicionamiento de marca

El posicionamiento de marca forma la base de la estrategia de marca. Puesto que, en el mercado actual, los consumidores se encuentran con numerosos productos. además, las marcas deben posicionarse de manera clara para lograr una ventaja competitiva y no ser consideradas como intercambiables.

Estrategias de posicionamiento de marca para empresas

A continuación, te explicamos qué significa el posicionamiento de marca, para qué sirve y cómo se lleva a cabo.

Gian Tapia

Gian Tapia

¿Qué es posicionamiento de marca?

El posicionamiento de marca representa el lugar propio que ocupa una marca en la mente de los consumidores, diferenciándola así de sus competidores. Además, debe definir lo que el cliente puede esperar de ella y lo que representa.

Cuanto más concreta ya comprensible sea esta promesa de marca para el consumidor, más probable es que se acuerde de ella. Además, el posicionamiento de marca debe desarrollarse de forma creíble a partir de la marca y ser atractivo para el grupo objetivo. Por lo tanto, el posicionamiento debe conducir a fuertes asociaciones con el cliente, de modo que éste prefiera la marca propia a la de los competidores.

Componentes del posicionamiento de marca

El posicionamiento de marca se compone de varios elementos:

¿Para que sirve el posicionamiento de marca?

Leyendo la definición de la estrategia nos damos cuenta que, cuanto más nos acerquemos a lo que nuestro cliente considera su empresa «ideal» más estará dispuesto a adquirir nuestros productos, servicios o, incluso, ser fiel a nuestra marca.

La clave está en que el cliente se sienta identificado con nuestros valores, lo que defendemos, nuestro producto… lo que repercutirá (si optamos por una estrategia de exclusividad, calidad e innovación).

Beneficios de posicionamiento de marca

Para toda empresa, independientemente de su tamaño y giro, una exitosa estrategia de posicionamiento de marca se traduce en beneficios como:

En estos tiempos, este posicionamiento debe tener como norte el entorno digital. Mientras mejor estemos ubicados en el mundo web, mejor estará parado el negocio en general.

¿Para qué sirve tener un posicionamiento de marca?

Con la ayuda del posicionamiento de marca, se puede lograr que los clientes interioricen una cierta imagen de la empresa. Además, si los clientes perciben un producto o servicio de manera positiva, es más probable que se decanten por comprar esta marca y recomendarla a otros.

Un posicionamiento claro otorga a la marca una propuesta única de ventas y permite diferenciarla de la competencia. Por lo tanto, es una ventaja competitiva enorme que no sólo contribuye a la lealtad de los clientes y a la lealtad a la marca, sino también a la adquisición de nuevos clientes. Además, un posicionamiento de marca eficaz resulta en un aumento de las ventas. Por ello, si una marca es muy popular, se considera una “love brand”.

1.- El posicionamiento de marca debe ser coherente con la identidad de la marca

Los consumidores quieren los productos y servicios que mejor satisfagan sus necesidades, y no sólo en términos de calidad, sino también de imagen de marca.

Con un posicionamiento de marca claro, una empresa deja claro qué puede hacer con su oferta y a quién va destinada. Además, esto requiere una identidad de marca bien definida y debe reflejarse en los valores, en el diseño y en la cultura corporativa. Por ello , si esta identidad de marca se vive dentro de la empresa y se lleva al mercado de manera comprensible y convincente, el posicionamiento de marca es eficaz.

¿Quién es responsable del posicionamiento de marca?

En primer lugar, la dirección de la empresa y el departamento de marketing desarrollan la identidad de marca. Sin embargo, es muy importante que los empleados se identifiquen con estos valores también. Por ello, se recomiendan estos dos tipos de medidas:

Estas medidas no sólo hacen que los empleados sean más leales y estén más motivados, sino que también ayudan a posicionar la marca. Al fin y al cabo, son principalmente los departamentos con contacto con el cliente los que influyen en la primera impresión.

Tipos de posicionamiento de marca

Si hablamos de posición hablamos de construir un lugar claramente definido y para eso tenemos que crear perspectivas. Además,  asociar la posición a una característica para que sea fácil de entender desde qué lugar nos estamos comunicando. ¡Veamos a continuación algunos tipos de posicionamiento!

1.- Basado en el valor

Lo que nos diferencia es la calidad, cuando nos recuerdan se dispara en nuestros clientes una emoción de refinamiento y exclusividad. Además, el prestigio, el poder, la participación de un selecto grupo de personas genera una aceptación de un precio altísimo y una relación costo beneficio del tipo: ¡es caro y es para pocos!

2.- Basado en la calidad

La calidad es la gran protagonista de los últimos tiempos, si algo ayudó el desarrollo del Marketing Digital, fue que los software de gestión y de automatización de tarea nos permitieron aumentar la calidad a bajo costo. 

Por ello, el mercado entiende de calidad, todos ya sabemos por ejemplo la diferencia entre un Android y un iPhone. ¿Cómo lo sabemos? Porque Apple basa su campaña de marketing en la calidad del producto como gran diferencial, su posición es: ¡es caro, pero es lo mejor del mercado!

3.- Basado en la competencia

Otra manera de posicionarnos es estudiar a nuestra competencia y buscar las formas de diferenciarnos para después realizar un trabajo de comparación. Además, la historia aquí es muy simple, trazas un paralelo con tu competidor y le dices a tu audiencia: ¡nosotros somos mejores que ellos!

4.- Impulsado por celebridades

Podríamos llamarlo de branding influencer, ya que la popularidad es un gran activo en el mercado de las comunicaciones y cada vez tenemos más medios para cultivarla. Además, la lógica aquí seria: ¡el producto es excelente, lo dicen los famosos!

Factores para realizar una estrategia de posicionamiento de marca

Una estrategia de posicionamiento de marca debe valorarse como un proyecto trascendental en toda empresa. Por lo cual ,requiere de planificación, análisis y esfuerzo.

En primer lugar, necesitas hacer un estudio que te permita detectar el nivel de visibilidad y autoridad actual de tu empresa, para luego trazar objetivos de progreso coherentes, realistas y estratégicos. Por ello , una vez tengas esclarezcas este punto, necesitas tomar en cuenta diferentes acciones y factores claves desde el inicio hasta el final de la estrategias. Algunos de estos son:

1.- Descubrir las necesidades y preferencias del consumidor

Para posicionarte en tu segmento de mercado necesitas saber qué quieren y buscan los consumidores que forman parte del mismo. Además, las estrategias de encuestas, entrevistas, grupos focales brindan acceso a estos conocimientos, pero lo cierto es que hoy existen alternativas más sustentables y que proporcionan resultados rápida y constantemente.

Si bien no debemos dejar a un lado estas prácticas tradicionales, también es una realidad que en los tiempos en los que vivimos conviene orientarse mayormente hacia métodos prácticos, ágiles y de gran alcance para obtener información, como lo son los contenidos interactivos.

2.- Analizar la competencia

En la actualidad, conviene dirigir este análisis al plano digital, pues es el escenario en el que se libra la “batalla” por el mejor posicionamiento de marca. Además, haz una sólida y rigurosa auditoría de la presencia digital de tus competidores, identificando qué hacen y cuál es la percepción de la audiencia ante las acciones.

Esto te dará un panorama claro de qué resulta positivo en tu segmento de mercado y cuáles cosas no son del todo conveniente. Además, te ayudará a identificar elementos y acciones que te permitirán diferenciarte, sobresalir y llenar vacíos.

3.- Conectar con valores, percepciones y pensamientos

Para promover el posicionamiento de marca necesitas ajustar la propuesta de valor a la realidad actual y, también, tomar en cuenta lo que está por venir.

El clásico concepto de calidad, y mucho menos el del mejor precio, son suficientes para colocar a una marca en lo más alto. Por ello , es necesario que conecte con los valores, percepciones y pensamientos de los consumidores de hoy. Además, teniéndolo en cuenta, piensa qué estimula y motiva a tu público para, luego de ello, alinear tu mensaje y procesos comerciales a esas impresiones.

4.- Agregar valor

Ya que hablamos de historias, vale la pena mencionar el Marketing de Contenidos, una poderosa alternativa para agregar valor a los procesos comerciales.

Por medio de contenidos que eduquen, cautiven e informen, les demostrarás a los usuarios que realmente son importantes y podrás construir una gran comunidad en torno a tu marca. Además, lo que conduce de manera orgánica a un posicionamiento privilegiado en el segmento de mercado.

Ofrecer programas de lealtad, permitir pruebas gratuitas de ciertos productos o servicios y organizar eventos como webinars son otras formas de añadir valor a tus procesos.

¿Cómo posicionar una marca?

El posicionamiento de marca es una herramienta que permite el desarrollo de una fuerte imagen e identidad de marca. Además, la imagen de una marca puede tardar mucho tiempo en consolidarse en la mente de los consumidores.

Por lo tanto, la marca debe posicionarse desde el momento en el que entra en el mercado. Esto es lo que se conoce como posicionamiento activo de la marca. Además, la marca no se deja posicionar por el mercado, sino que satisface las necesidades existentes del grupo objetivo para poder posicionarse de manera activa.

1.- Segmenta el mercado para mejorar la experiencia del cliente

Como mencionamos anteriormente, en marketing nunca trabajamos con público en general, por lo tanto lo principal es definir claramente cuál es tu segmento de mercado.

Es para eso que creamos nuestra buyer persona, pues es ella que nos dará la información para posicionar nuestra marca en la jornada de compra.

2.- Vincula tu marca a los beneficios de tu producto y hazlo público a través de la publicidad

El tema ahora es elegir el tipo de posicionamiento más adecuado para nuestra audiencia y transmitir sus valores a través de nuestra propuesta visual. Además, en el contexto de un plan de comunicación para posicionar nuestra marca en el entorno y asociarla a dichos valores.

3.- Colócala en el mercado a través de un Plan de Marketing

El tercer paso es crear el plan de marketing para dejar clara la solución que nuestra marca ofrece, cuál es su oferta de valores agregados en el proceso de compra y cómo será adquirida. De esa forma, dejamos todo organizado para que el proceso se complete cuando el cliente nos recuerde.

Mejorar la experiencia, publicitar valores, tener una oferta de servicio/producto clara y fácil de recordar y asociar todo eso a nuestra identidad visual. Además, es así como se posiciona una marca en el mercado.

Condiciones para el posicionamiento de marca

El posicionamiento de marca debe cumplir ciertas condiciones para ser eficaz:

Consejos para el posicionamiento de marca

Para posicionar tu marca con una propuesta única de venta (USP) en el mercado, recomendamos:

Conclusión de posicionamiento de marca

¡Genial! Ya sabes en qué consiste el posicionamiento de marca, cómo beneficia a las empresas y cuáles son los factores claves para lograr este objetivo.

Además, tienes en tus manos ejemplos y experiencias de marcas que han alcanzado la cima para así guiarte e inspirarte. Por ello , el posicionamiento de marca es un proyecto que va alineado al Branding de una empresa, por lo cual jamás se olvida o se deja a un lado, sino que constantemente se dirigen acciones para estimularlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.